martes, 27 de enero de 2015

'Rompe con tu zona de confort' en 4ª edición!

Gracias, gracias, gracias ;)
Mi tercer libro, ‪#‎RompeConTuZonaDeConfort‬ acaba de salir en 4ª edición! Ya estamos en bestsellers en cuatro países... y todo, todo, gracias a vosotros.
Es un profundo honor haber podido entrar en miles de hogares y, sobre todo, acompañar a tantas mentes que deciden, cada día, ser extraordinarias -- para sí mismos y para las personas que les rodean.
Nuestro mundo ya no se puede permitir que permanezcan invisibles: necesitamos el valor y el coraje de todos aquellos que, cada día, conquistan nuevas cotas fuera de sus zonas de confort.
Gracias por vuestra guía.
Éxitos todos.
Sin límites.
PD: ... sospecho que, en ya muy poco tiempo, habrá... un paso más ;)


jueves, 22 de enero de 2015

La decisión más difícil

Quizás has de enfrentarte a una decisión brutal que te afectará a ti y a quien más quieres.

Es imposible saber si te saldrá bien. O no.

Pero solo desde una posición de fortaleza podemos ayudar a quien lo necesita con mayor solidez. Si el capitán pierde el norte en la tormenta, toda la embarcación se va a pique.

La resiliencia, el coraje, el valor de rebotar solo se demuestran cuando se está abajo, j*dido, con la cara metida en el barro. 

Levantarse no siempre es de una sola vez, ni implica no volver a caer. Levantarse es ser ese hijo de la gran p*ta que le dice a sus circunstancias: conmigo no podrás. Quien mira a la cara a su destino y decide cambiarlo.

Adelante. Sé luz. Hay mucha, muchísima gente que vive a oscuras pero a la que le ac*jona encender la luz.

Pero hay muchas otras que necesitan saber que, siquiera, hay luz.

Ábreles el paso.


domingo, 18 de enero de 2015

¿Niños a dormir?

:: 12 Razones por las que los hijos deben estar a las 20:00 en la cama [para el mayor bien de ellos y de sus padres] ::

1) Porque el crecimiento físico y la reparación de tejidos se produce durante el sueño – y los niños necesitan muchas, muchas horas de sueño para crecer.

2) Porque el cerebro consolida los conocimientos aprendidos durante el día y elimina lo redundante que le sobra.

3) ‘Es que no tienen el hábito’ no es una excusa – es más bien un dedo acusador hacia vosotros mismos. Si se han acostumbrado a acostarse a las 23:00, pueden aprender a hacerlo a las 20:00. Depende de lo que les enseñéis. No de lo que ellos decidan.

4) Porque si el niño amanece con sueño es porque no ha dormido suficiente. No nos sorprenda después que en clase no se concentre.

5) Porque si el niño duerme suficiente, puede despertarse pronto, con calma, y darle suficiente autonomía (y tiempo) para vestirse y arreglarse solo. En lugar de comprar solo zapatos con velcro, enséñale a atarse los zapatos y dale 15 minutos más.

6) Porque, además, si se despierta pronto (y descansado), puede hacer algo también muy importante. Desayunar. Desayunar bien. Desayunar en calma. Bonus: desayunar en familia. No hay peor manera de comenzar el día que c*gando leches porque llegáis tarde y desayunar un bollo hidrogenado y leche hiperchocolateada en el coche de camino. A nadie le gusta vivir estresado. Y menos a un niño.

7) Porque los niños son muy importantes para la familia --- pero no son el centro de la misma. Si ellos deciden a qué hora quieren irse a dormir, ellos gobiernan – y por tanto, los padres dejan de gobernar. Y para que los padres gobiernen con cabeza, necesitan tiempo para sí mismos juntos y por separado. Tiempo sin los hijos danzando cerca.

8) Porque si vuestro trabajo no os deja estar con vuestros hijos por la noche, quizás sea momento de comenzar a priorizar -- antes de que al crecer sean vuestros hijos los que no quieran cenar con vosotros. Y esto pasa más rápido de lo que nadie puede describir.

9) Porque así puedes inculcar a tus hijos que lean en la cama unos minutos esa cosa con papel llamada libro [los móviles, tabletas, pantallas en la cama justo antes de dormir alteran el sueño]. Léele al principio cada noche. Después anímale a que te lea. Después que lea solo. Si leen desde niños, de mayores tendrán siempre curiosidad, imaginación y alcance a todo el conocimiento del universo. Imbatibles contra la mediocridad que tendrán en su entorno. Menos Candy Crush, y más ‘El Mundo de Sofía’.

10) Porque si los padres no tienen tiempo para ellos, la relación comenzará a deteriorarse: acabarán por ser más compañeros de piso que compañeros de relación antes de que se den cuenta.

11) Para que una pareja dure, han de hacer el amor. A menudo. El sexo, entre otras funciones, sirve para cohesionar una relación. Cuando se deja el sexo de lado, aparece la TV. Mejor manda a tus hijos a la cama pronto, apaga el televisor, y haced el amor (o mejor, sexo cañero del que no podrás hacer a los 90) hasta que os tiemblen las piernas. Vuestros hijos notarán la diferencia: estaréis más sonrientes y tendréis más paciencia. Algo crucial cuando se tienen pequeños.

12) Porque es esencial que los hijos entiendan que no estáis ‘casados’ (o ennoviados) con ellos. Que les deis todo vuestro amor no quiere decir que tengan derecho alguno a interferir en vuestra relación decidiendo cuándo, cómo, cuánto tú y tu pareja habéis de estar juntos haciendo lo que más os apetezca: hablar, re-cenar, o hacer esos experimentos con lencería francesa.

13) Bonus. Se dice que una de las mayores causas de separación son los hijos. Si bien es cierto que un hijo desestabiliza completamente la pareja, es responsabilidad de la pareja (y no de un bebé) recalibrar un equilibrio nuevo donde tengan cabida todos. Eso lleva tiempo, mucha reflexión y mayor comunicación. Diaria. Enseña desde el principio a tus hijos a acostarse pronto antes de que pasen tres años y una noche te des cuenta de que ya no reconoces a tu pareja.


jueves, 25 de diciembre de 2014

Batalla

Sin batalla no hay victoria.
Elige un talento.
Uno solo.
No 'el que tengas' -- sino Ese que Deseas.
Practícalo.
Practica sin fin.
Y sé el mejor.
El.
Mejor.
Y no te marches de aquí sin compartirlo.
2015 es un buen momento para comenzar.
O, mejor aún, empieza hoy. Ya. Ahora.
Éxitos todos para tu nuevo año.
Que te sea, que te haga, imbatible.
Que te veamos ser, lograr, lo Extraordinario.


martes, 16 de diciembre de 2014

Impulsando la implantación del Coaching Educativo en España

Liderado por la Fundación Trilema y Carmen Pellicer estuve, entre otros extraordinarios asesores, junto a expertos de la talla de José Antonio Marina, Juan Carlos Cubeiro, Elsa Punset e Isauro Blanco impulsando la certificación en Coaching Educativo en España.

Para leer la noticia completa y más acerca de la AECOPE y la Fundación, aquí.



domingo, 14 de diciembre de 2014

8 maneras de asegurar ser el mejor-peor padre/madre del mundo

1) No le digas 'no corras, que te vas a caer'. Encuentra un parque donde pueda correr... y caerse. Si no pones cara de pánico porque se ha raspado las rodillas, se levantará y seguirá jugando. (¿O acaso no es la forma que te enseñaron a ti?)
2) Hazle caso. Pero no demasiado: si no, crearás a un tipo dependiente emocional que buscará a tu sustituto en sus futuras relaciones sentimentales... para acabar replicando esa dependencia con tus nietos.
3) Si tu hijo lo puede hacer sin ayuda, no lo hagas por él. Por tentador que sea un 'quita que ya lo hago yo por ti' para ganar tiempo. Ajusta mejor tu agenda o no conseguirás más que el crío siga viviendo en tu casa cuando cumpla 40 años. Y sin hacer siquiera los platos.
4) Déjale que aprenda a comer solo, en lugar de hacer el avioncito con la cuchara hasta que tenga ocho años. Ponle un babero de cuerpo entero y dispón un plástico grande debajo de la trona. (Y no le abronques por manchar de tomate su camiseta de Tommy Hilfiger: al chaval le es indiferente cuánto dinero te has gastado en ella para impresionar a vuestros vecinos).
5) Enséñale a untar la mermelada con un cuchillo, en lugar de atemorizarle diciendo que 'son peligrosos'. La responsabilidad es la llave de la libertad. El miedo es la llave de la pasividad.
6) Una cosa es enseñarle a protegerse y otra a no atacar. Enséñale a defenderse de los que se meten con él. Los abusones del colegio suelen tener bajas entendederas y menor aún autoestima. No entienden las buenas palabras [a veces, incluso, las consideran una invitación a seguir abusando del chaval]. Por eso muchos gallitos de patio solo entienden las cosas cuando les está sangrando la nariz después de una trompada de quien no se esperan. Quizás acabéis en el despacho del director que quiere castigar a tu hijo por defenderse, pero el mensaje le habrá quedado claro al machito de que con tu hijo se juega bien... o se le deja en paz.
7) Hazle saber lo que vale el dinero: ni más ni menos, ni para que lo adore ni para que lo tema. Que asuma que cuando crezca va a tener que trabajar mientras estudia y en su casita de alquiler compartido; que no eres un banco, y que no tienes ninguna intención de dejar una herencia cuantiosa para que él se rasque la barriga. Si no aprende a caminar por sí mismo por el mundo pensará que todo el mundo es su chófer.
8) Cuando sufra un golpe que lo entristezca no le digas: 'no pasa nada'. Sí pasa, sí, y para él es un mundo. Abrázalo y enséñalo a gestionarlo y sobresalir a pesar de ello. Las monedas no tienen solo dos caras; siempre tienen una cruz.
9) (Bonus) Ningún niño nace sin autoestima. Y sin embargo, más del 90% de los adultos se sienten inseguros. Si quieres dejar un legado extraordinario, enséñalo a ser seguro [que no arrogante], a ser amable [que no blando], a ser generoso [que no idiota] y a que 'sí' y 'no' son frases completas. Si tu hijo crece con autoestima, tus nietos también la tendrán. Y por fin habremos comenzado a cambiar el mundo.