viernes, 21 de junio de 2013

Experiencia

Para apreciar el calor, fue necesario estar aterido.

Para entender el amor, aquel desamor.

Para gozar del triunfo, morder el polvo.

Para levantarse, hincar las rodillas.

Para vivir en libertad, vivir apresado.

Calor, amor, triunfo, libertad – tienen un solo precio:

Proporcional al coste que estés dispuesto a pagar.
 
____________
Sigue lo último en Facebook, aquí.