miércoles, 19 de junio de 2013

Evolución

Chimpancés y bonobos son aparentemente muy parecidos: mientras unos evolucionaron en un entorno con escasez de alimento, recursos, parejas; otros lo hicieron en un vergel de abundancia (ambos en Zaire).

Unos batallan, otros comparten. Unos son agresivos, los otros sensuales y juguetones. Unos territoriales, los otros exploradores.

Los humanos compartimos más del 98% de nuestro paquete genético con ellos: equidistamos según la (percepción de) abundancia o escasez en nuestro entorno.

Si tu entorno no es próspero ni puedes hacer que lo sea, tendrás dos opciones:

- Batallar.
- Dirigirte a terrenos más fértiles.

Si optas por lo segundo, los primeros te acusarán de huir, te tacharán de cobarde.

Quizás sea, simplemente, la última razón que necesitabas para cambiar de tribu.
 
 
____________
Sigue lo último en Facebook, aquí.