viernes, 13 de marzo de 2015

No eres tu cerebro... pero sí tu mente

Cada parte del cuerpo tiene una representación neuronal en el cerebro: de este modo, por ejemplo, nuestro cuerpo 'recuerda' cómo escribir, hablar, correr, sin necesidad de 'ordenar' conscientemente a cada parte del cuerpo a que haga esas tareas a cada momento. Hay personas, por ejemplo, que aún sienten miembros aun cuando hubieran sido amputados: porque todavía existe esa 'representación' de ese miembro en su cerebro.
Solamente cuando se produce un aprendizaje nuevo (por ejemplo, aprender a montar a caballo o esculpir en mármol), primero hemos de 'forzar' a la mente a ordenar a nuestro cuerpo que siga una serie de rutinas nuevas hasta que se hagan automatizadas (cuando se convierten en 'aprendizaje'). Es entonces cuando nuestro cuerpo, nuestras extremidades, operan 'con inteligencia', por recuerdo, como una casi-autónoma extensión de la mente-de-nuestro-cerebro que delega hacia 'la mente' de nuestras manos, dedos, pies, ojos, músculos, qué hacer, adónde mirar, cómo actuar -casi- sin error.
Por otro lado, por hacer un símil, el cerebro es un hardware de materia orgánica (un ordenador); pero la mente es un software (transmisiones eléctricas de 1/10 de voltio en código binario -sí/no-; similar a los programas de ese ordenador). Cerebro y mente no son lo mismo, como no es lo mismo un ordenador de Apple y un software de Contabilidad: el cerebro-ordenador tiene la capacidad de meter prácticamente cualquier software (amar u odiar; construir o derruir; crecer o auto-destruirse), dependiendo de aquello a lo que -casi siempre, decidamos- lo expongamos.
Cuidemos pues esa mente:
Somos lo que comemos, leemos, con quién hablamos, nos relacionamos, lo que decimos, donde vivimos, trabajamos, a quién amamos y cómo educamos a otros para que nos traten...
Y nuestra inteligencia, junto a la salud y nuestro tiempo y energías son nuestros principales activos en esta vida.
Quizás los únicos.
:::::::
¿Más como esto? 'Me gusta' en facebook.com/rompecontuzonadeconfort
Descarga las primeras páginas en www.rompelazona.com