lunes, 4 de julio de 2016

Amor, pareja y niños. O no en ese orden.


Sí, cuidemos a los niños juntos; sí, ganemos dinero juntos; pero sí, además, aspiremos a vivir un estado de interdependencia entre adultos que vienen de su casa siendo ya independientes. 

Amor es amistad y sexo y compañía y complicidad; pero amor también es apoyar que la otra persona crezca todo lo libre, lo alto y lo fuerte que pueda y desee; y permitirse uno mismo de la misma manera ser apoyado en nuestro propio camino hacia la máxima expresión de nuestro desarrollo. 

Después de todo, inmolarnos en vida abandonando nuestras aspiraciones usando el pretexto del amor es tan insensato como pretender que la otra persona sacrifique su vida por nosotros como prueba fehaciente de que nos ama. Con estas bases en la pareja lo único que estarán haciendo ambos es quemar la vela por ambos extremos. Para eso, mejor mantenernos solos, emparejados con nosotros mismos.