domingo, 24 de junio de 2007

Invirtiendo en ti (I): Formación

Aprovecha toda la formación que te dé tu empresa, sea ‘reglada’ (cursos) o ‘on the job’, o sea, currando.

De la primera, como especialista, ya te anticipo lo que vas a aprender:

Nada.

Ojo, no digo que sea una pérdida de tiempo. Digo que no vas a ‘aprender’ nada, ya que ‘aprender’ implica interiorizar e integrar en nuestro bagaje una manera (o muchas) de conseguir determinados resultados. En ese sentido, mientras no ‘hagamos’ algo, realmente nunca lo aprenderemos. Simplemente lo memorizaremos, entenderemos, racionalizaremos, comprenderemos.

Pero solo es haciendo cuando realmente se aprende. Aunque saquemos matrícula de honor.

A mí me explicaron una manera de invertir. Y lo entendí. Perfectamente.

Pero hasta conseguir un primer éxito, y hasta ‘conseguir’ un primer disgusto, no saqué la lección.

Eso solo lo puede aprender uno por sí mismo. Haciendo.

Hay dos tipos de esa formación ‘reglada’ que puede abrir muchas puertas a valiosos aprendizajes: técnicas (lo más ‘duro’: a hacer un análisis de inversiones, a llevar una contabilidad, a programar un software…); o de competencias (lo más ‘blando’: a negociar, trabajar en equipo, liderazgo…).

Participa en todas las formaciones que puedas: nunca sabes donde (y cuando) las vas a necesitar. Pero sobre todo, empléalas ‘on the job’: practica, practica, practica.

Y si la empresa no te ofrece esas opciones, busca en el mercado a quien te proporcione lo que necesitas para tus propios planes de futuro. En mi caso, mi primer curso de inversión en inmobiliario lo hice tomándome días de vacaciones mientras trabajaba por cuenta ajena y pagándolo de mi bolsillo.

La formación te debe producir un retorno (y el aprendizaje, al ser relativamente intangible, es difícil cuantificar) para tu futuro financiero. Sea el que sea el retorno que para ti sea importante.

Con buen criterio, será una de las mejores inversiones que podrás hacer con tu tiempo, energía, dinero.

Ya tendrás tiempo de recuperar esas vacaciones holgadamente.