sábado, 25 de julio de 2009

Telemadres

Copi-Pego entrada del blog de una buena amiga (Carolina Riquelme).

Esto es emprender, y lo demás, como decía Einstein, mera información:


jueves 23 de julio de 2009

Vivir más en Sociedad: las telemadres
¡Qué satisfacción! Tengo telemadre desde hace una semana.Se llama Sibila, es la mejor comercial que he visto recientemente: se publicita, responde rápido y ESCUCHA a su cliente para adaptarse. Y estoy hablando de una telemadre, no de un profesional de la venta.Harta de saltarme las comidas, cocinar cansada, comer en la calle... me acordé de la reseña en TV sobre el fenómeno de las telemadres. ¿Y por qué no probar?Miedos... y quién será, y cómo cocinará, y la higieme, y será caro, y vendrá a mi casa... horror, hay que permitir acceso a tu privacidad tan "sagrada" y "alienante" hoy en día.Como le gusta repetir a mi hermano "soy una usuaria caprichosa de tecnología", y sí, me conecté de inmediato a la web
www.telemadre.com La primera impresión no fue muy buena porque me lo había imaginado todo muy estructurado - para encontrar esa seguridad que continuamente andamos buscando. Pero enseguida me di cuenta de que Sibila contestaba a todos los posts del blog ¡qué tenacidad!No pierdo nada ¿no? y le escribo un email al igual que al correo genérico de la web - que nunca contestaron. Sibila, en cambio, me manda fotos, platos, ofertas, opciones... y me llama.Me encaja, tiene buena pinta, piensa por mí para tener un menú variado, sano y casero durante la semana y encima hecho mis cuentas y es económico. Venga ¡a probar!Ricardo de 4 años es al primero que veo junto a su mamá, Sibila. Traían mi comida y seguían con el reparto para otros telehijos. Pensé "me alegro de darle una oportunidad de trabajo a un autónomo" porque lo difícil es empezar. Y sentí "la cercanía de una sociedad olvidada - ahora tan individualizada, necesitada, falta de relaciones personales" (¡si no saludamos ni al vecino!).Deciros que me como con gusto y felicidad la comida de Sibila - pero, más aún, me alegro cuando la veo llegar y comparto 5 minutos con ella cuando me cuenta algo más de su vida - me siento parte de un tejido humano...La guinda: la medición de la satisfacción postventa ¡menuda atención al cliente! "El primer día, pasada la hora de la comida, me llama ¿Te ha gustado, quieres que cambie algo?".¡¡Fantástico!! A comer sano, casero y en Sociedad... fuera miedos.Por supuesto, le he dicho a Sibila que tiene que estar en Facebook: buscadla por Sibila Hellgia Sequeira Bragança