jueves, 8 de abril de 2010

Por Qué es Peor en España

Un buen amigo, JM, banquero internacional, compartía su visión como financiero de lo que está ocurriendo en este país - para intentar explicar por qué tenemos la segunda tasa de paro más alta de la Europa de los 27. Resumen:
  • La crisis solamente (cursiva mía) está afectando al estrato social más desfavorecido, aquel que tiene una menor instrucción académica yo experiencia.
  • De igual modo, está golpeando al trabajador que: a) no sabe/ía hacer otra cosa más que aquello en lo que trabaja/ba; b) no tiene flexibilidad o agilidad para reciclarse, reinventarse, formarse para cambiar sus modos de ingresar dinero; c) está anclado (¿siempre es voluntariamente?) a un lugar geográfico, particularmente por su i) falta de idiomas para ir a otras tierras más verdes; ii) ac*jone para mudarse geográficamente (incluso nacionalmente), aunque hable esos idiomas; iii) filiación familiar (pareja, familia biológica o mascotas varias); iv) hipoteca modelo soga-del-ahorcado.
  • Como quiera que la economía de este país se sustenta/ba en inmobiliarias, turismo y servicios financieros, es natural que de las dos primeras se esté yendo tanto trabajador al hoyo.
  • A los demás, como él dice, solo les afecta una crisis de confianza y/o conservadurismo: 'no gasto, por si acaso acabo en el paro', aunque su empresa vaya razonablemente bien y tenga un salario moderadamente permisivo. De ahí el record en el ahorro mensual de las familias españolas, la caída del consumo, el déficit, etc., etc., etc.

El tipo describía este escenario con una calma que sonaba feroz en su análisis.

¿Solución?

Vuelta a los principios: reinventarse una nueva profesión - y mejor si esta es múltiple: es más seguro tener 10 jefes (los clientes de uno) que paguen 100€ al mes, que un solo jefe (nómina) que le paga a uno los mismos 1000€ mensuales. Los primeros se pueden expandir (y reducir, claro), pero lo segundo es definitivamente más arriesgado. Y más cuando la concepción clásica de empleado en la que crecimos expiró ya.