lunes, 27 de enero de 2014

Fuera, muy fuera, de la caja

'Educar' no quiere decir enclaustrar a un niño durante 15 años en una caja de cemento llamada aula para que aprenda, perdón, memorice, lo que el filtro de unos libros y el filtro de unos profesores le dicen que es la 'vida real'. 

Ay, y que no se nos resfríe el niño.

'Educar' es salir de esa caja de cemento para mancharse, enfangarse, arriesgarse, probar, experimentar con fuego, equivocarse muchas -muchas- veces, cooperar con otros, responsabilizarse de sus consecuencias, arañarse las rodillas, participar de la naturaleza, crear valor para otros -y, por qué no, ganar dinero con ello-, divertirse mientras se aprenden (y no solo se regurgitan) conceptos, personajes, Matemáticas, Historia, Geografía, Liderazgo, Negociación, Empatía, Resiliencia, Música, Arte, Deporte, Respeto.

Y a des-obedecer.

El fracaso escolar no existe.

Es el sistema el que ha fracasado. 

Sí, en pasado.

Pero con él continuamos.

Sigamos, sigamos invirtiendo en rescatar bancos.

Sigamos, continuemos desbaratando toda posibilidad de educar -y no de adocenar- a nuestros chavales.

Esa, y no otra, señores, es la verdadera crisis.

Lo otro es solo dinero.



El vídeo, en http://www.upsocl.com/comunidad/esto-es-lo-que-pasa-cuando-un-nino-de-13-anos-abandona-la-escuela/#

___________

[Para más como esto, visítanos en https://www.facebook.com/RompeConTuZonaDeConfort]