viernes, 27 de noviembre de 2015

Des-orientación

A veces está perfectamente bien no tener ni la más remota idea de cuál es nuestra misión aquí y que pase el tiempo como si navegáramos sin rumbo.
Ahora bien, y esto es importante, hemos de emplear ese tiempo en 'investigar': hablando con gente nueva, leyendo cosas nuevas, visitando lugares nuevos... haciendo cosas nuevas, diferentes, que amplíen nuestra perspectiva y sabiduría vital.
Ante el terreno inexplorado, solo el pionero se adentra -- mientras el resto, se queda amedrentado esperando a que le digan qué, cómo, cuándo deben actuar.
Por eso achanta a tantos.
Y por eso merece tanto la pena.