miércoles, 8 de junio de 2016

Aturdiendo niños

El exceso de deberes en España solo sirve para aplastar la natural curiosidad de un niño por aprender bajo el pretexto de la educación, inteligencia o disciplina.
No solo no está sirviendo para subir un solo nivel en el -demasiado venerado- Informe Pisa, sino que, al anular al niño su posibilidad de simplemente 'ser niño' (al permitirle que tenga tiempo para a) el juego libre, b) para que se aburra -y aprenda a entretenerse solo sin una televisión o un móvil-, y c) para que se raspe las rodillas y embarre las manos al aire libre) estamos creando los mejores futuros usuarios de antidepresivos.