miércoles, 10 de diciembre de 2014

8 Razones para contratar a alguien de más de 40 en un proyecto emprendedor

1) No les sobra todo el tiempo del mundo como cuando tenían 20 años: por tanto van a trabajar más, más enfocados, más eficientes -- y en menos tiempo.

2) Se han llevado suficientes varapalos en la vida como para saber qué funciona y qué no: si algo no les gusta, te lo dirán a la cara. Y si les gusta, también.

3) Si son madres y padres, en muy alto porcentaje estarán divorciados: eso querrá decir que adorarán tanto su trabajo como a sus hijos y/o su vida privada. Se exprimirán en el trabajo para que les dejes en paz en su tiempo libre. Respétalo o asume las consecuencias.

4) No quieren solo trabajar: quieren dejar un legado. Si tu proyecto no les convence, o espabilas o se irán. Y tendrás que contratar a un tipo de la mitad de edad y cero experiencia. Lo barato siempre sale caro. [O como dicen los anglos: 'si pagas cacahuetes, recibes monos'.]

5) 'Tener ganas de aprender' era un argumento válido en una entrevista de trabajo hace diez años. Los 'cuarenteros' han espabilado: si no están aportando valor, son un lastre. Y eso no les gusta nada. Por eso siempre aportan valor.

6) Tienen mucho por ganar: lo que tuvieron que perder, ya lo hicieron -- y ya tienen muy claro lo realmente importante en la vida. Su salud. Sus relaciones. Realizar un trabajo que marque una diferencia a otros. No les pongas a hacer fotocopias o a lidiar con clientes de duro entender.

7) Aunque suene paradójico, tienen más energía que un veinteañero: la enfocan en un solo punto y no paran hasta que perforan el acero.

8) Ya han asumido desde hace tiempo que tienen que reciclarse permanentemente: pocas veces hallarás un colectivo más motivado -y activo- formándose cada día.

9) (Bonus) Porque un tipo/a de 40 es una persona que tiene 18 años y 22 de experiencia. A ver en qué otro lugar se puede encontrar eso ;)