jueves, 11 de diciembre de 2014

La chorrada de que tus creencias 'son erróneas'

Cuando un coach (o quien sea) te diga que tus creencias son erróneas, despídelo sin contemplaciones.

Tus 'creencias' jamás son erróneas. De hecho, ni siquiera tampoco son verdaderas.

Son no obstante 'ciertas', porque reflejan aquello en lo que 'crees' profundamente: como somos incapaces de aprehender 'la' realidad en su completa esencia, solamente la podemos 1) percibir (por los sentidos vista, olfato, oído... ni mucho menos los más potentes de la Naturaleza comparados con otros animales); y 2) filtrarla (con nuestra forma de interpretarla, nuestras 'creencias'). 

De ahí que nunca podamos ver la realidad de lo que nos rodea tal y como 'es' -- sino solamente como 'nosotros somos'.

********************

Por eso, tus creencias son siempre, siempre, 'ciertas' - aunque nunca, nunca, 'verdaderas'. Porque son tuyas. Diferentes en mayor o menor intensidad a las interpretaciones-creencias de tus vecinos. Y punto.

Otra cosa muy diferente es que te estén siendo 'efectivas': esto es, que tus creencias te estén llevando a pensar y actuar de una manera que te reporte los resultados que te gustaría conseguir.

Si tus resultados reflejan lo que quieres, perfecto, tu creencia seguirá siendo 'cierta' y 'no-verdadera' --- pero al menos, y esto es lo importante, te estará siendo 'efectiva':

Pues te estarán reportando mayor bien-estar.

************************

Pero si los resultados que esperas son subóptimos o indeseados, entonces toca comenzar 'cambiando' las creencias por otras que sean igualmente 'no-verdaderas', pero sobre las que operaremos al considerarlas 'ciertas'. [Qué más da que a los demás no gusten: ellos tienen también creencias no-verdaderas-pero-ciertas. Incluidos los coaches.]

Si vas a trabajar con un coach y piensas pasar tus creencias por la tamizadora, asegúrate de que no te diga la bobada de que tus 'creencias son erróneas': todas lo son, incluidas las suyas, y es una aseveración inútil y redundante. Es como decir que va a trabajar contigo porque perteneces a la especie humana. Gracias. Ya lo sabía.

Elige a un coach no para que 'elimine' las creencias que te limiten, sino que te acompañe a 'sustituirlas' por otras que te funcionen. 

Ambas, limitantes y potenciadoras, son igualmente falacias.

La única diferencia es el tipo de resultados que generan en la vida del que las cree.

Quien elige su creencia, elige su resultado.

Aunque la primera pueda ser una ilusión -- lo segundo es bien sólido.

Cuando ambas se cruzan (creencia y resultado), entonces tendremos la herramienta crucial para transitar en esta vida:

Experiencia.

:::::::::::::

¿Más como esto? Síguenos con un 'me gusta' en Facebook, aquí -- o en #RompeLaZona, aquí.