jueves, 3 de abril de 2014

Un par de pasos de perspectiva

Nuestra labor aquí quizás, después de todo, sea componer el más fabuloso paisaje que nuestros pinceles y paleta nos permitan componer…

… y sin embargo, ay, sin embargo – es fácil llegar a creer que el objetivo es ‘solo’ dar pinceladas, o brochazos gruesos, o concluir lo antes posible ‘lo de hoy’ porque, mientras, nuestra mente nos exige prestar atención a cuestiones secundarias que priorizamos en un vano intento de ocuparnos estando ocupados.

Quizás también por eso es bueno dar uno, dos, tres pasos hacia atrás de vez en cuando, para ver cómo está quedando ese lienzo que la vida nos puso delante vacío al nacer. 

Ver la perspectiva desde otro ángulo, ver los claroscuros (pues hace tiempo que el blanco y el negro dejaron de ser colores absolutos en nuestra vida), llegar a un acuerdo de entendimiento con nuestras fallas sin dejar de abrazar nuestras bendiciones; las decisiones ¿erróneas?, las elecciones ¿correctas?, los proyectos exitosos y los que se resisten profundos en su roca... 

… pero, sobre todo, para apreciar a las personas con las que cada uno elegimos diseñar esa obra maestra que habremos de tener culminada pronto, antes de que nuestros dedos no den más de sí.

Hoy es uno de esos días de reflexión. 

Y de agradecimiento.

Por eso quiero compartir una imagen con unas líneas que, personalmente, resuenan con mi Misión y que incluí en #RLZ.

Ese es mi pequeño regalo para ti, pues para mí es uno de esos días de perspectiva, de limpiar los pinceles y ponerlos a secar durante unas horas. Es lo que tiene cumplir años! ;)

Que tengáis una perspectiva fabulosa.

Que vuestro lienzo haga Historia.