lunes, 6 de mayo de 2013

Soñar no es ensoñar

De hecho, casi todos los logros que alguien alcanza, tranquilo, sigiloso, perseverante, tienen lugar cuando los demás -- continúan durmiendo.

La tendencia natural del ser humano es a la pereza.

Entrena pues tu determinación: es, probablemente, la única opción sólida sobre la que tienes un control absoluto.

Y deja a los demás que sigan soñando.

__________

Más como esto en Facebook, aquí.