viernes, 24 de abril de 2009

Entrevista en Radio Mataró (y 2)

Extracto (editado de memoria...) de la entrevista a Gregory Cajina en Radio Mataró. Gracias a Gabi Morales y a su equipo (las preguntas le hicieron pensar a uno...) por su amabilidad y profesionalidad.


Pregunta: Hemos visitado tu blog personal y en el nos dices que en el libro podremos lograr crear todo el dinero que queramos.¿ Así de fácil?

Respuesta: En el libro, lo que se dice es que 'cada uno' puede hacer el dinero que quiera. Otra cosa es que el dinero que 'quiera' es el mismo que el que se 'necesita'.
En el libro se recogen las claves que realmente funcionan y que, desafortunadamente, no son populares, o cuyo conocimiento no está extendido: entender los flujos de dinero de cada uno (por donde entra, como sale), como crearlo (incluyendo la vía de la emprendeduría), como hacerlo crecer (vía inversión conservadora), cómo protegerlo (empleando las leyes fiscales a nuestro favor), y, muy importante, como compartir nuestro éxito con la sociedad.


El libro no es, así explicado, un recetario, sino una disposición de puntos que aparentan estar al azar, cuya responsabilidad de trazar recae en última instancia en cada persona.

P: ¿Se puede conseguir ser millonario con el trabajo que ya desempeñamos?
R:
No, en la inmensa mayoría de los casos. Tenemos de los salarios más bajos de la UE (en Alemania o en el Reino Unido se te puede pagar entre un 50% y un 60% más por el mismo trabajo que en España y el coste de vida no es un 50-60% más caro). El problema es que nuestro sistema educativo nos entrena para trabajar para otro, asumiendo que '
ese otro' no solo va a satisfacer nuestra necesidad financiera, sino personal y profesional. Si te fijas, es como casarse tras media hora de una cita. Muchos, muchísimos, empleados terminan hasta las narices de sus jefes... en una empresa donde todos tienen un jefe cuya última misión, no nos engañemos es hacer dinero para otro.

P: También nos dices que no somos dueños de nuestro tiempo. ¿Quién lo es?
R:
En general, aquel que nos da de comer, si no podemos permitirnos pasar, por ejemplo, un año sin trabajar para ganar dinero. Lo que digo en el libro es que, en última instancia, la decisión última de decidir retomar nuestro tiempo es nuestra. La decisión se toma en un segundo. El plan para hacerla realidad es lo que requiere de una alta disciplina, perseverancia y, en algunos casos, de un coach especializado, que es uno de los servicios que podemos aportar.

P: ¿Es fácil tomar la decisión de dejar de ser empleado?
R:
La decisión es inmediata. Pero la puede tomar exclusivamente la persona, debe estar alineada consigo misma. Ni siquiera un coach puede hacerlo por él. No puede venir impuesta, ni inducida. Y es una consecuencia natural si se tiene un factor de motivación lo suficientemente poderosa como para decidir llevar a cabo su sueño. Todos, absolutamente todas las personas, las que nos escuchan ahora, las que no, si miran hacia atrás han conseguido cosas que humanamente parecían impensables. Hace falta para ello tener un factor de motivación propio absolutamente innegociable con un mismo.

P: ¿Qué nos hace falta para dar un paso tan importante cuando se trata de cambios como éste?
R:
Varias cosas:
Tener muy presente la motivación. No el 'por que', no es necesario justificarse mirando el pasado. Sino el 'para que', pues se proyecta en el futuro.
Tener muy clara la cuenta de resultados (ingresos menos gastos) personal.
Tener ideas sólidas que aporten un valor a la sociedad. Algo que no solo sea racionalmente viable, sino que cuando hablemos de ello nos brillen los ojos, tengamos mariposas en el estómago, nos acelere el corazón. En otras palabras, entusiasmo – pues es lo que nos hará falta aun cuando las cosas puedan no ser sencillas.
Tener un equipo de socios con la experiencia, con la capacidad de discutir, con la capacidad de convencer, con la capacidad de trabajar en cumplir un sueño común.
Tener los primeros clientes. Nosotros, cuando hacemos coaching a potenciales emprendedores, nos solemos encontrar con que, la forma más 'segura' es hallando clientes mientras te apoyas en la empresa en la que percibes la nómina.
Me explico: no me refiero a abusar de la empresa que nos está dando de comer a través de una nómina, sino de cambiar la perspectiva: la empresa por cuenta ajena nos da de comer, en efecto, pero estará muy limitada para satisfacer nuestra expansión profesional, personal o financiera. Por eso es importante que, mientras estemos trabajando para otro (si es el caso), administremos nuestro tiempo para adquirir 5 cosas:
- Financiación.
- Contactos.
- Tiempo.
- Experiencia
- Formación.

P: ¿Qué motivaciones nos hacen falta para poder alcanzar nuestro sueño?
R:
Cada cual tiene que hallar la suya. Personalmente, no tener que aguantar a jefes incompetentes y poder hacer con mi tiempo lo que yo quiero.
Para otros puede ser tener tanto dinero como sea posible.
Para otros puede ser crear empresas que a su vez generen empleo para otros.
Para otros puede ser aportar un determinado producto que solvente necesidades concretas de la sociedad.
Seguridad, reto, servicio a la sociedad.
En realidad, la motivación es tan individual que solo uno puede llegar a ella. En coaching es una de las primeras cosas que hacemos pues, sin eso claro, lo demás son pájaros y flores.

P: La disciplina forma parte del engranaje para alcanzar el éxito económico. ¿Cómo la podemos diseñar?
R:
Es un hábito. Está demostrado que un hábito se genera tras 21 repeticiones en días diferentes. Es decir, que si, por ejemplo, no tengo la disciplina para ir al gimnasio, si consigo ir 21 días seguidos, el 22º mi cuerpo 'me lo pedirá'. La disciplina como cualquier hábito se genera, se aprende y desaprende. Y, en efecto, cuando la disciplina, la perseverancia falla, no pasa nada, hay que ser cariñoso con uno mismo: puedes descansar lo que necesites, pero descansar no es rehuir. Tal vez te apetezca descansar un martes, pero a cambio trabajes un sabado.
Y, de vez en cuando, hacerse un regalo, un premio, por poco dinero que cueste, para celebrar el que uno este teniendo perseverancia y disciplina.

P: Los coaches empresariales, o entrenadores personales, hace años que intervienen en la formación de los directivos de las grandes empresas. Ahora, sus conocimientos, se empiezan a aplicar en los trabajadores y mandos intermedio. ¿Crees que Coach tendría que empezar a enseñar en la escuela para facilitar el éxito empresarial des de la base?
R:
Si me permites, por éxito empresarial me refiero al éxito empresarial propio, de la propia empresa, de la propia idea. Ya hay muchísimos recursos para asegurar el éxito en la empresa de otro que, como decía antes, en la mayor parte de los casos es pura y llanamente hacer dinero para otra persona.
En efecto, nosotros estamos trabajando ya desde la base, además de con profesionales consolidados, con niños desde 7 años hasta formación profesional o universitarios, a los que les enseñamos conceptos básicos de administración del dinero, la creación de productos de valor para sus compañeros, la importancia de ahorrar, la gestión de los caprichos, el apoyar y compartir con otras personas para ayudarles a generar su propio dinero, etc. todo desde un marco de juego que es como la naturaleza nos enseñó a aprender: mediante el juego y la experiencia.

P:La economía tampoco es una asignatura en las escuelas. Podrían estar los niños preparados para recibir lecciones de economía doméstica?
R:
Absolutamente. No solo están preparados, sino que la microeconomía, la del bolsillo de cada uno y de su sociedad debería ser obligatoria – algo en lo que también estamos trabajando. No puede ser que este país tenga casi un 20% de paro y no se estimule la emprendeduría desde pequeños. Las consecuencias serían muy palpables: mayor valor añadido (y no me refiero solo al dinero) a la sociedad, mayor número de personas satisfechas con la via de la emprendeduría pues es su desarrollo natural, menor paro, mas libertad para decidir lo que cada uno pueda hacer para ganarse la vida ademas de enviar CVs como loco a empresas que reciben centenas de ellos cada día. Y, de paso, realizar la transición a lo que llamo 'capitalismo social', un modelo que trasciende las barbaridades que se han estado cometiendo con la economía especulativa y cuyos resultados estamos leyendo todos los días en los periódicos.

P: En la escuela o en el instituto tampoco se nos prepara para el mundo laboral. Es un proceso con el que nos encontramos de lleno una vez hemos finalizado los estudios. ¿Cómo tendríamos que seleccionar o elegir un trabajo para no sentir que estamos regalando el tiempo a otra persona?
R:
En la situación actual es dificil escoger. Si no queda mas remedio que entrar en algo que no es satisfactorio, uno de los modos mas efectivos de sentir que estamos haciendo algo con nuestra vida es, precisamente, trascendiendo ese trabajo. Emplear ese trabajo como uno de los pasos intermedios en un camino que esa persona debe haberse tomado el tiempo en trazar. Elevar la vista de los raíles en los que esta rodando y mirar al horizonte que quiere llegar, muy posiblemente fuera de esos raíles. El trabajo acaba siendo un medio, no el fin. Dentro de 20 años esa empresa sin duda se habrá olvidado de nosotros. Pero en 20 años nosotros seguiremos estando con nosotros mismos, y merece la pena conseguir lo que nos proponemos pues nosotros, cuando tengamos 100 años de edad y miremos atrás somos los que podremos decir: 'fue mas o menos duro, mas o menos dificil. Pero mereció la pena'.

P: Seguimos en la escuela. ¿Qué nos deberían enseñar en la escuela acerca del dinero?
R: Lo que nosotros enseñamos en síntesis son cuatro cosas: como se crea (emprender), como se hace que crezca (invirtiendo), como se protege (leyes) y, muy importante, como apoyar a otros a que tambien consigan su autonomia financiera.

P: Sigamos hablando de cómo conseguir pasar de ser “empleado a millonario”, como dice el título de tu libro. ¿Qué papel juega el desarrollo personal en la consecución del éxito?
R: Vital. Aquello que funciona en el espíritu y la mente de uno es lo que proyecta al exterior, da igual el dinero que se genere. Hábitos como la perseverancia, la humildad, el hambre de aprender, el interés en crear bienestar para otros y para sí, lo que llamo en el libro 'la prosperidad compartida'. En esto comparto lo que dice Csikszentmihalyi, un psicólogo estadounidense que lleva estudiando la felicidad durante mas de medio siglo: la felicidad no es lo mismo que el placer. Lo primero se lo trabaja uno desde dentro. Lo segundo siempre se puede comprar, desde fuera. En este sentido 'éxito' es = felicidad, no tener más dinero. Ese es solo el éxito financiero – nos queda el profesional y el personal, un equilibrio que nosotros trabajamos desde nuestra empresa 'enCabeza tu negocio'.

P: Otra de las herramientas que nos propones como necesaria son las redes sociales . Éstas están muy de moda en Internet, pero las personas que no tienen acceso a éste medio pueden ver mermadas sus oportunidades. Nos tenemos que montar en el carro de las nuevas tecnologías para conseguir lo que nos propongamos?
R:
no. O si. Depende de lo que queramos conseguir. Depende de si queremos montar un negocio online u offline o las dos cosas. El Premio Nobel de la Paz en 2006 Mohamed Yunus, creador de los microcréditos y del Grameen Bank, ha conseguido sacar a millones de personas de la miseria en entornos donde no había ni television.

P: Y antes de acabar. Nos podrías dar alguna clave para conseguir que nuestro sueño económico se haga realidad?
R:
Tenerlo perfectamente visualizado. Escrito. Redactado. Con todo lujo de detalles. Con una fecha concreta realista de consecución. Y trabajar hacia atrás, hasta el día de hoy, en planes de acción con resultados tangibles: contactos concretos, clientes concretos, diseño de ideas concretas, ahorros concretos, etc. Esto no es magia: es prepararse para recibir al éxito que vendrá como consecuencia natural del esfuerzo anterior. Porcentualmente hablando, tenemos millones de posibilidades mas de conseguirlo que seguir jugando a la lotería.

P: Si conseguimos poner en práctica todo lo que nos has dicho, y no nos salimos del camino es probables que consigamos alcanzar nuestro sueño , pero ¿Cómo podemos reconocer que ya lo hemos alcanzado?
R:
Se sabe que se ha alcanzado si aquellos planes de accion que quedaron perfectamente escritos con sus indicadores medibles y tangibles de alcance, como decia antes, se han conseguido. Posiblemente estés tan 'enchufado' en lo que haces, estas tan conectado contigo mismo y con la sociedad a la que sirves, que ni te des cuenta que lo has alcanzado.
Y la satisfacción de alcanzar un sueño tan retador, francamente, no hay dinero que lo pueda comprar.