sábado, 5 de enero de 2013

Puedes. Debes.

Por eso, precisamente, te da miedo:

Porque es desconocido.

Porque nunca lo has hecho antes.

Porque eres demasiado mayor.

Porque eres demasiado joven.

Porque te dicen que no vas a poder.

Porque no sabes cómo.


Precisamente por eso:

Debes hacerlo.