jueves, 15 de agosto de 2013

Defensa

Que no queramos (o creamos) que otros nos ataquen nunca fue razón suficiente para dejar de aprender a defenderse.

Aunque no te guste: prepárate para batallar, sea cual sea tu campo.

Huelen el miedo.

_________

No les des razones para que te golpeen -- sino para que se quiten de en medio.

En tu Conquista, los inanes de corazón buscarán minar tu templanza o perforar el metal de tu armadura.

Pero huirán como ratas en cuanto desenvaines la espada de tu Determinación.
_______