martes, 15 de noviembre de 2011

Pruebe su idea

No pierda el tiempo yendo a clases de Contabilidad.

Testee su idea con sus primeros clientes.

Pula su idea, mejórela, exprímala, descártela, actualícela, píntela de rojo.

Entre lanzarse al mercado con todo-ya-montado u ofrecer una chapuza de producto, están todas las opciones imaginables.

'El mercado' empieza con el primer cliente.

Aunque sea con un prototipo - pruébelo. Deje que sus primeros seguidores lo destrocen si hace falta. Es el mejor regalo que le pueden hacer para mejorarlo. No lo dude.

Mejórelo entonces.

Y, ahora sí, dele a la Contabilidad.

(Mejor aún, busque a un buen contable).