sábado, 13 de noviembre de 2010

Confiando

Es dramático - el número de personas que subestiman sus capacidades de desempeñar determinada labor o resolver cierto conflicto es inquietantemente elevado.

Muchos se escudan en que (aún) es necesario formarse (solo un curso más), adquirir experiencia (quizás unos meses más) o conocer a alguien (más) en particular. Y mientras, pasa el tiempo y, con él, oportunidades de germinar ideas poderosas.

Puede sonar paradójico, pero estas buenas intenciones (más formación, más experiencia, más contactos) en muchos casos son perfectas-razones-para-no-actuar. Es moralmente intachable, socialmente halagable el inflamar más el CV en la medida de lo posible. Pero, de nuevo, Pareto se aplica: emplear el 20% de recursos para obtener el 80% de resultados es más efectivo que invertir un 45% adicional de esfuerzo (tiempo, energía), en obtener un 81%-82% de retorno: un incremento marginal que, energéticamente (energía personal, quiero decir) hablando, es un gasto superfluo.

A veces es necesario confiar en que, sí, si puede salir bien... saldrá bien.

PD: la foto es de una camiseta que vi en un viaje a EEUU. El texto dice 'CONFIANZA es el sentimiento que tienes antes de comprender completamente la situación'